¡Bienvenido!

En esta página encontrarás información relevante sobre la Escuela Summerhill: su concepto de educación, bases antropológicas, fundamentos, entre otros aspectos interesantes.

Te invitamos a que participes proporcionando tu punto de vista, sugerencias, mejoras o cualquier aportación que quieras hacer. Nos interesa conocer tu opinión!!!


jueves, 9 de abril de 2009

Concepción Pedagógica

La idea que se busca es hacer que la escuela se acomode al niño (no lo contrario), y que constituya una preparación para la vida. Para ello, se les dejaría la libertad de ser ellos mismos, de explorar el mundo, a los demás y a sí mismo, así como para estudiar, jugar y ser feliz. Por tal razón, es contraria a la educación tradicional y renuncia a toda disciplina, sugestión, e instrucción religiosa.
  • Libertad
    El principio constituyente de la pedagogía de Summerhill es la libertad, sólo se puede educar a personas libres en y desde la libertad. El alumnado crece libremente, aprende a ser responsable de sí mismo, solidario y respetuoso con el grupo. Hace del niño una persona con la resistencia necesaria para enfrentarse a las dificultades que se le presenten en su futuro.
  • Disciplina
    Esta teoría apoya la autorregulación que significa comportarse por voluntad de uno mismo y no en virtud de alguna fuerza externa; un niño moldeado, carente de voluntad en sí mismo y una réplica de sus padres.

    La autorregulación se relaciona con la psicología de la madre, y su modo de pensar y valorar las cosas relacionadas con la vida de sus hijos. Un niño puede ser autorregulado si su madre es equilibrada, relajada, valora lo relevante y pone mayor interés en su hijo que en otros asuntos “una madre tranquila siempre sabrá qué debe hacer y qué debe decir; pero la madre cuya voz y mano atemorizan al niño, sólo conseguirá que su hijo se vaya haciendo cada vez más “malo” (Neill, 1978:10)

    Golpear al niño no es una medida adecuada, debido a que se le infunde miedo, y se pierde su amor. No es bueno como padres expresarse con frases como “ya no te quiero”, debido a que ello puede generarle al niño daños psicológicos profundos.
  • Autogobierno
    El autogobierno es bueno cuando se dispone de alumnos mayores, pero que han sido criados en la escuela alrededor de siete u ocho años. Cuando se trata de niños pequeños, el autogobierno puede dar la sensación de algo “hueco”, debido a que estos no son capaces de ser imparciales al establecerse reglas para sí mismo. No obstante, lo ideal sería que los adultos no intervinieran en la autorregulación, sino que se mantuvieran al margen.
  • La enseñanza
    La enseñanza ocupaba un segundo lugar en Summerhill, ya que todas las clases eran optativas, no había grados académicos, ni calificaciones; dejando de lado los contenidos y prestando una mayor atención a la psicología del niño. Lo esencial es que el niño adquiera cualidades como una sinceridad decisiva, una actitud hacia la vida independiente y constante, un interés por las personas y las cosas que ningún texto o disciplina puede dar.

2 comentarios:

  1. 1. Estoy de acuerdo en que por medio del maltrato no se ha de educar, pero si que debe haber reglas fijas, en su caso sansiones y siempre en la medida de lo posible comunicación, arguemntación y cercanía con el alumno para que no se desvirtúe en su formación.
    2. De no tener calificaciones ni grados académicos... aunque en el fondo me agrada :), me queda la duda de ¿cómo hacer para que el egresado pueda entrar en una sociedad en la que el parametro de competitividad está basado en las calificaicones?, ¿cómo se relacionará con los sistemas?, ¿cómo con sociedades que no están preparadas para considerar competente a un sujeto cuyos "estudios" no pueden ser "certificasdos"?....

    ResponderEliminar
  2. La concepción pedagógica de Summerhill considero es demasiado radical en cuanto a cómo maneja los conceptos de libertad, autogobierno, disciplina y enseñanza. Ya que su postura va más allá de lo liberal sin un eje o parámetro que nos sirva como referente para poder partir de ello y de esa manera formar el juicio crítico y la capacidad de elección. La educación en la libertad nos da autonomía y por lo mismo autoconocimiento lo que nos permite tener un autogobierno. Las normas y las leyes son los referentes que nos permiten vivir en orden y tranquilidad y no en un mundo caótico que lo que genera es una inseguridad total. Educar con límites da seguridad siempre y cuando vayan acompñados de conocimiento, comprensión y cariño.

    ResponderEliminar